13 March 2008

Informe "Buendía 2007" sobre libertad de expresión y asesinatos en México

Aa
México, 13 marzo de 2008 (EFE).- Un total de 38 periodistas han muerto y ocho más están desaparecidos desde 2000 como consecuencia de su labor profesional en México, reveló hoy la representante de Reporteros Sin Fronteras (RSF) en este país, Balbina Flores.
$.-
México, 13 marzo de 2008 (EFE).- Un total de 38 periodistas han muerto y ocho más están desaparecidos desde 2000 como consecuencia de su labor profesional en México, reveló hoy la representante de Reporteros Sin Fronteras (RSF) en este país, Balbina Flores. En la presentación del informe "Buendía 2007" sobre libertad de expresión, Flores llamó a sus colegas a movilizarse ante este "desolador panorama", e instó al Gobierno mexicano a defender el derecho a informar de los reporteros. Según Flores, la situación que vive el periodismo en México supone "un agravio gravísimo para la sociedad porque se le niega el derecho a saber, fundamental en cualquier sociedad democrática". El informe "Buendía 2007", que lleva su nombre en memoria del periodista Manuel Buendía, asesinado en 1984, cuantificó 113 casos de obstáculos a la libertad de expresión el año pasado entre los que destacó cinco asesinatos y cuatro desapariciones. Según este informe, realizado por la Fundación Manuel Buendía y Libertad de Información México con el apoyo del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa y RSF, los incidentes más habituales son las amenazas e intimidaciones (30,1%) y las agresiones físicas (24,8%). En cuanto a presuntos responsables de estos actos, el poder público, que englobaría fuerzas del orden, funcionarios del Gobierno e instituciones gubernamentales, acapara la autoría en el 49 por ciento de los casos, mientras que el narcotráfico es culpable del 8,8 por ciento de los ataques contra la libertad de expresión. Sobre este aspecto, el presidente de la Fundación Manuel Buendía, Omar Raúl Martínez, resaltó que el 23 por ciento de las agresiones son anónimas, hecho que pone en evidencia a su juicio que la práctica de coartar el libre ejercicio del periodismo empieza a ganar mayor concurrencia. Según Martínez, el incremento de las agresiones contra periodistas de carácter anónimo es "muy peligroso" a la vez que "supone la omisión, inacción o ineficacia de la procuración de justicia". En este sentido indicó que en México reina la impunidad para los agresores de reporteros y denunció la ineficacia e inoperancia de las autoridades del país. En México, que vive una ola de violencia desatada por el crimen organizado y que se ha cobrado en dos años unos 5.000 muertos, existe desde 2006 una Fiscalía especial para proteger a los periodistas.

Share

0