20 August 2001

La SIP desplaza su Unidad de Respuesta Rápida por asesinatos en Brasil y Bolivia

Aa
La Sociedad Interamericana de Prensa ordenó este fin de semana el desplazamiento de su Unidad de Respuesta Rápida (URR) hacia Brasil y Bolivia para investigar las causas sobre el asesinato de dos periodistas en las últimas semanas.
$.-
La Sociedad Interamericana de Prensa ordenó este fin de semana el desplazamiento de su Unidad de Respuesta Rápida (URR) hacia Brasil y Bolivia para investigar las causas sobre el asesinato de dos periodistas en las últimas semanas. Mário Almeida Filho, reportero del periódico A Verdade, de Magé, en el área metropolitana de Río de Janeiro, fue asesinado el 16 de agosto por desconocidos que le dispararon ocho tiros cuando se disponía salir de su domicilio. El crimen podría tener vinculación sobre el testimonio que en estos días Almeida debía ofrecer ante la Justicia sobre denuncias periodísticas que involucrarían a personal de la administración pública en manejos fraudulentos. Por otra parte, el 21 de julio fue asesinado el periodista boliviano Juan Carlos Encinas, quien trabajaba en forma independiente para el programa Tiempo Nuevo de Radio Libertad y el Canal 24, de la localidad de El Alto, cerca de La Paz. La muerte del reportero se produjo durante un conflicto armado entre dos agrupaciones de campesinos sindicales que procuran el control de una zona minera. Alberto Ibargüen -director del diario The Miami Herald, Florida- presidente de la Comisión de Impunidad de la SIP, justificó el envío de periodistas investigativos de la URR para "pronto identificar si esas muertes se debieron a causa de la labor profesional y así determinar líneas de acción inmediatas para que los gobiernos dispongan medidas efectivas para esclarecer estos crímenes y llevar a los culpables ante la Justicia". Por su parte, el presidente de la SIP, Danilo Arbilla -director del semanario Búsqueda, Montevideo- manifestó que la organización permanece en "estado de alerta permanente" ante la escalada de violencia que se ha registrado este año contra periodistas en varios países americanos. Si se comprueba que estos dos crímenes se produjeron en represalia por la labor informativa, el número de periodistas asesinados este año ascendería a 13 en el hemisferio occidental: siete en Colombia, dos en México y uno en Bolivia, Brasil, Costa Rica y Paraguay, respectivamente. La URR está formada por un equipo de periodistas, cuya misión es investigar las causas de los asesinatos y la impunidad que los rodea. La tarea de este grupo comenzó en enero del 2000 y es parte del proyecto Crímenes Sin Castigo contra Periodistas que la SIP viene realizando desde 1995, con el apoyo financiero de la Fundación John S. y James L. Knight, con sede en Miami.

Share

0